Croquetas de piquillos

#General 31 enero 2017

Croquetas de piquillos

Testada para TM31 y TM5. Dificultad: Baja

INGREDIENTES: (Para 40-50 unidades)

  • 50 g de aceite

  • 100 g de mantequilla

  • 30 g de cebolla

  • 170 g de harina

  • 750 g de leche

  • 1 pellizco de nuez moscada molida

  • 1 pellizco de pimienta molida

  • 1 cucharadita de sal

  • 300 g de pimientos de piquillo en conserva (bien escurridos)

  • 200 g de pan rallado

  • 4 huevos batidos

  • 500 g de aceite para freír


ELABORACIÓN:

Ponga en el vaso los 50 g de aceite, la mantequilla y la cebolla. Trocee 2 seg/vel 5 y sofría 3 min/120°C/vel 1. (Para TM31 3 min/Varoma/vel 1).

Añada la harina y rehogue 3 min/120°C/vel 2. (Para TM31 3 min/Varoma/vel 2).

Incorpore la leche, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Mezcle 10 seg/vel 6.

Agregue 250 g de pimientos de piquillo y programe 10 min/100°C/vel 5.

Añada 50 g de pimientos de piquillo en trozos pequeños, mezcle con la espátula y deje reposar 5 minutos.

Vierta la bechamel en una manga pastelera colocada en el cestillo y deje enfriar 30 minutos. Reserve en el frigorífico un mínimo de 8 horas.

Ponga el pan rallado en una fuente alta. Corte la punta de la manga para que quede de ø 2-3 cm. Apriete la manga pastelera sobre el pan rallado y forme cilindros de masa. Con unas tijeras, corte porciones de aprox. 4-5 cm de largo y reboce las croquetas en el pan rallado, después en el huevo batido y de nuevo en pan rallado.

Repita el proceso hasta terminar la masa.

Fría las por tandas en una sartén pequeña con el aceite caliente y deje escurrir sobre papel de cocina.

SUGERENCIAS:

Puede añadir huevos cocidos picados o queso rallado y mezclar con la espátula antes de poner la masa en la manga.

Si no tiene manga pastelera, ponga la bechamel en una fuente grande (que quepa en el frigorífico) previamente humedecida para que no se pegue la masa.

Congele las croquetas que no vaya a consumir en el momento. Ponga las croquetas sin freír en una bandeja plana, una al lado de la otra para que no se peguen, y congele durante 3-4 horas. Una vez congeladas, póngalas en una bolsa de congelación, quitando todo el aire y cerrándola lo más herméticamente posible.

Puede freír las croquetas directamente sin descongelar, teniendo en cuenta que tardarán más tiempo (por lo que la temperatura del aceite tendrá que ser más baja para que no queden sin hacerse por dentro) o póngalas unas horas antes en el frigorífico para que estén descongeladas en el momento de freír.

Si tiene alguna duda o consulta se puede poner en contacto conmigo sin compromiso; así le ayudare a resolver sus recetas presionando aquí y rellenando formulario.