Pan gallego en Thermomix® Badajoz

#Masas, panes y repostería 22 marzo 2020

¿Un pan con Thermomix® ?


Os recomiendo muchísimo esta receta, porque queda un pan increíblemente bueno, con una miga y corteza espectaculares. Es sencillo, como cualquier masa que se tercie, eso sí, el tiempo de fermentación es largo, así que lo haremos de un día para otro. Pero os aseguro que la espera merecerá la pena. Ahora con esto de la cuarentena, estamos sacándole chispas a nuestra máquina...tranquilidad, como siempre os digo: tenemos millones de opciones, la Thermomix® lo hace todo, y ahora más que nunca será nuestra fiel compañera. ¡¡Vamos a ello!!!


INGREDIENTES



  • 425 g de harina mistura gallega (si no tenéis, harina de fuerza)

  • 75 g de harina integral

  • 370 g de agua

  • 3 g de levadura seca liofilizada (yo usé 20 g de levadura prensada)

  • 10 g de sal


PREPARACIÓN



  1. Incorporamos el agua y calentaríamos 1 minutos, 37º. velocidad 1. 

  2. Añadimos la levadura y las harinas, y amasamos 1 minuto, velocidad espiga. 

  3. Añadimos la sal y amasamos 4 minutos más a velocidad espiga. 

  4. Metemos la masa en un tupper o recipiente tapado con papel film, y dejamos reposar en el frigorífico hasta la mañana siguiente (unas 12-13 horas)

  5. Sacamos de la nevera y vemos como ha aumentado el tamaño.  Amasamos sobre la mesa para desgasificar con un poco de harina, y le damos forma alargada. Volvemos a meterlo a reposar tapado con papel film durante otras 3 horas. 

  6. Precalentar el horno a 250º y poner abajo una bandeja con agua, o si no un recipiente resistente con agua. El vapor de agua nos ayudará a darle una textura crujiente a la corteza. 

  7. Horneamos el pan sólo con calor por abajo durante 10 minutos.

  8. Pasado el tiempo, horneamos otros 20-30 min con calor arriba y abajo. Yo horneé con aire y fueron 20 min, tened cuidado y vigiladlo, porque depende del horno.

  9. Enfriar sobre una rejilla. 


A disfrutar.



Aquí una muestra de lo que es la fermentación de la masa después del primer levado de las 13 horas. Alucinante, ¿eh?