Pan de muerto mexicano con Thermomix® en Badajoz

#Masas, panes y repostería 28 octubre 2018

Hoy os traigo una receta propia para la ocasión a la que nos vamos acercando, que no dejará a nadie indiferente. Me pareció un buen momento para introducir recetas de otras culturas, y nada más probar este dulce típico mexicano, me quedó claro que tenía que compartir la receta sí o sí. Según parece, es muy habitual encontrar este tipo de dulce con textura característica en México, aunque de diferentes sabores y formas. Yo diría que este en especial cabalga entre nuestro típico roscón de reyes, pero con una textura suave similar al pan brioche. Todo esto, con un dulzor en su punto justo, que más que nada se lo aportará la cobertura. Es espectacular.

A modo de curiosidad, os explico que este es un dulce típico de preparar el día de los muertos en México. Su simbología se basa en la representación de un cadáver. Se trata de una bola grande que simboliza el ciclo de la vida y la muerte, en la que se apoyan cuatro cilindros simulando huesos que señalarán las direcciones del universo, sobre los que descansa una bola pequeñita a modo de cabeza. El sabor a azahar tan característico que tiene, es en honor a los ya fallecidos. 

Y ahora sí, ¡vamos a ello!



INGREDIENTES


  • 20 g de Levadura fresca

  • 150 ml de Leche temperatura ambiente

  • 140 g de azúcar

  • 2 Huevos

  • Ralladura de una naranja

  • 20 ml de zumo de naranja

  • 5 ml de Agua azahar

  • 600 g de harina de fuerza

  • 1/4 de cucharadita de sal

  • 100 g de mantequilla fría, cortada en cubos

  • 30 g de mantequilla derretida para barnizar

  • 100 g de azúcar para espolvorear


PREPARACIÓN




  1. En el vaso de la Thermomix® mezclar la levadura y la leche, calentar 4 minutos / 37°C / velocidad 1.

  2. Colocar la mariposa y añadir el azúcar, los huevos, la ralladura de naranja, el zumo de naranja y el agua de azahar. Batir 1:30 minutos / velocidad 2. Retirar la mariposa.

  3. Añadir la harina y la sal y programar 3 minutos / velocidad espiga. A continuación amasar 7 minutos / velocidad espiga, añadiendo por el bocal poco a poco los cubos de mantequilla. Deja reposar dentro del vaso por una hora aproximadamente hasta que doble su tamaño.

  4. Forrar dos bandejas para hornear con papel para hornear.

  5.  Amasa durante 3 minutos / velocidad espiga.

  6. Retira la masa del vaso y divide en seis porciones iguales. Para esto, nos ayudaremos espolvoreando toda la harina que vayamos necesitando en el proceso. Retira 1/3 de cada porción y reserva, estos serán los huesitos y la cabeza. Bolea cada porción hasta obtener una bola homogénea. Forma 2 huesitos rodando la masa en un cilindro y presionando con los dedos. Forma una bolita pequeña. Arma el pan de muerto y coloca sobre una de las bandejas preparadas. Deja reposar por otra hora más en lugar templado para que vuelvan a doblar su tamaño.

  7. Mientras tanto precalentar el horno a 180°C. Hornear 20-25 minutos hasta que queden un poco doraditas pero sin pasarnos.

  8. Sacar del horno y, mientras están calientes, barnizar con la mantequilla derretida. Espolvorear azúcar y dejar enfriar en una rejilla.