Naranjas con chocolate Thermomix® Badajoz Mérida Calamonte La Zarza

#Confitería y conservas 15 diciembre 2020

La piel de dos naranjas de mesa grandes


1 taza de azúcar


3/4 de taza de agua


2 C de agua de azahar


Más azúcar granulado para rebozar los palitos


1 tableta de chocolate negro de cobertura de buena calidad


45min


Preparación 45min


Tiempo de horneado


Preparación


LA PREPARACIÓN DE LA RECETA


 El primer paso es para hacer los palitos confitados:


Lavar muy bien las dos naranjas y cortarles los extremos.


Realizar en la piel 5 o 6 cortes verticales, hasta la pulpa.


Arrancar con cuidado los segmentos de piel, procurando que no se rompa.


Puede quitarse el exceso de piel blanca de los bordes, pero no es necesario. Yo lo he hecho para que los palitos queden más puntiagudos.


Cortar los segmentos en palitos de tamaño uniforme.


Poner en el vaso un litro de agua. Programar 8 minutos, t. varoma, v. 2. Cuando hierva el agua, añadir los palitos en el cestillo y blanquearlos unos 5 minutos. Escurrir y reservar.


En un cacito, hacer un almíbar con el azúcar y el agua, y perfumarlo con el agua de azahar. 


Añadir las pieles y hervir a fuego muy lento (al 5, en una vitrocerámica del 0 al 9) durante una hora. Dejar enfriar dentro del almíbar.


Escurrir los palitos y rebozas cada uno de ellos en azúcar granulado, y ponerlos después a secar sobre una rejilla.


Yo los tuve secando unas 18 horas. Luego les di la vuelta y los dejé 10 horas más.


El siguiente paso es para darles la cobertura de chocolate:


Poner medio litro de agua en el vaso.


Meter una tableta de chocolate de fundir, partida en tres o cuatro trozos, dentro de una bolsa de asar.


Golpear el chocolate con un mazo para reducirlo a trozos pequeños y colocar la bolsa dentro del cestillo.


Cerrar la máquina dejando asomar la bolsa por el bocal.


Hacer un nudo a la bolsa y sujetarla con el cubilete.


Programar 40 min, 80º, velocidad 2. 


Sacar la bolsa del vasa, amasar un poco el chocolate derretido con los dedos, y ya está listo.


Solo hay que apoyar la bolsa en un bol, cortar la parte de arriba y sumergir los palitos uno a uno. Depositarlos sobre una lámina de papel sulfurizado y dejarlos enfriar. Yo los he metido al frigorífico para que el chocolate quedara bien durito antes de despegarlos.