CONCENTRADO DE CALDO DE CARNE ESTILO AVECREM

#Carnes y aves 27 abril 2018

Todos sabemos que una pastilla de caldo arregla nuestros platos y de qué manera. Pero también sabemos que no son nada buenas,  y que ni de lejos nos llega a aportar algún beneficio, más que el de dar sabor intenso y engañar a nuestro cerebro y paladar con ingredientes que mejor ni saber cuales son. Yo estaba dejando de lado su uso en estos últimos tiempos en los que gracias a Dios parece que estamos abriendo los ojos a la hora de llevarnos algo a la boca. Somos más críticos y conocedores de que es lo bueno y que no lo es tanto, y eso está genial. Sabemos que es lo que queremos tomar y darle a los nuestros, y poco a poco se va abriendo camino entre nosotros esta ola de "LA COMIDA, CUANTO MÁS NATURAL, MEJOR". Tenemos las ideas claras, la intención y las ganas...y también tenemos una Thermomix® . Así que, hoy os enseño una idea muy fácil para alegrar nuestros platos de una manera saludable:


INGREDIENTES



  • 300 g de carne sin nervios

  • 300 g de verduras variadas (apio, zanahoria, cebolla, etc)

  • 4 ramitas de hierbas frescas o especias

  • 1 ajo

  • 100 g de sal

  • 30 g de vino tinto

  • 1 hoja de laurel

  • 1 cayena o clavo (opcional)


PREPARACIÓN



  1. Ponga la carne en el vaso y pique 10 seg a velocidad 7. Vierta en un bol y reserve.

  2. Ponga en el vaso las verduras, el ajo y las especias. Trocee 10 seg. velocidad 5. Baje los ingredientes hacia el fondo del vaso con la espátula.

  3. Añada la sal, el vino, la hoja de laurel, el clavo o la cayena y la carne picada reservada. Ponga el cestillo sobre la tapa en lugar del cubilete para evitar salpicaduras y programe 25 min, varoma, velocidad 2. La mezcla espesará y se secará bastante.

  4. Retire el cestillo, coloque el cubilete y triture 1 minuto, velocidad 4-7.

  5. Vierta en un tarro hermético y deje enfriar antes de utilizarlo o guardarlo en el frigorífico, dura bastante.


Yo personalmente guardé la mitad de la mezcla en un tarro para conservar en el frigorífico, y con la otra mitad hice bolitas y las congelé metidas en una bolsa de congelación, así las voy sacando justo en el momento de consumir sin ningún problema. Podemos utilizarlo en sopas, arroces, purés etc. consiguiendo unos magníficos resultados :)